Carro: no hay productos
Krug Grande Cuvée
Krug Grande Cuvée 75CL.
161,90 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Krug Vintage
Krug Vintage 2000 75CL.
250,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Krug Rosé
Krug Rosé 75CL.
269,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock

Krug fundada en 1843 por Johann-Joseph Krug, un inmigrante de origen alemán que había aprendido el oficio en la casa de champagne Jacquesson durante nueve años, fue un hombre apasionado de las burbujas y tenia sus ideas particulares al respecto, por lo que decidió emprender su propio negocio en la ciudad de Reims. Aplicó unos sistemas de elaboración mas allá de los límites existentes en su época, pues ningún otro productor ofrecía a sus clientes este estilo diferente de champagne, de contrastes inesperados, que atendían desde los paladares más clásicos, hasta los más sofisticados. Creó un producto de una riqueza y delicadeza raras, pero de una calidad indiscutible, creó el Krug Grande Cuvée.

Esta casa nunca ha tenido grandes propiedades, actualmente solo posee unas 20 hectáreas de viñedos en Ay, Ambonnay, Mesnil y Trépail que representan entre el 25% y el 30% de su producción, sin embargo creo un sistema de viticultores, que bajo sus premisas de producción, le suministran la calidad requerida, seleccionó unas 250 parcela de las más de 200.000 existentes y firmó con ellos unos contratos de exclusividad. Hoy en día para los viticultores de estas zonas, es un gran honor ser suministradores de la casa Krug y poderlo poner en sus referencias.

La casa Krug trabaja indistintamente los tres tipos de cepas, Pinor Noir, Chardonnay y Pinot Meunier, las cuales incorpora en proporciones distintas, dependiendo de la climatología de la añada.

En 1910 su hijo Paul continuó el negocio familiar, así como su nieto Joseph Krug II, conservando siempre el estilo original de la casa. Fue en 1962 cuando Henry Krug se hizo cargo del negocio y estableció definitivamente los parámetros de elaboración.

Todos los vinos deben fermentarse, parcela por parcela, en barricas viejas de 205 litros, hechos con maderas procedentes de Argonne, en las cuales se efectuara como mínimo un envejecimiento de cinco años, no se provoca la fermentación malolactica, la cual es una de las razones del largo potencial de envejecimiento de los champagnes de la casa Krug.

Cada añada es distinta, el coupage varia en función de la evolución climática, pero dando siempre un resultado de champagne reconocible, por su equilibrio, delicadeza y complejidad, digamos que cada vintage es una pieza maestra.

Los champagnes de la casa Krug han gozado y gozan de un prestigio internacional remarcable, es el preferido de la Casa Real Británica, de algunos Papas, lo fue del Presidente François Mitterrand, de María Callas, Coco Chanel y de muchas más personas de prestigio o famosas.

Actualmente pertenece al Grupo de Luxe LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy), aunque continua bajo la responsabilidad y dirección de Olivier Krug en sus procesos de elaboración y siguiendo los parámetros fijados a lo largo de la historia. Produce unas 700.000 botellas, solo en los mejores años.