Carro: no hay productos
champagne cristal
Louis Roederer Brut Cristal (Sin estuche)
Louis Roederer Brut Cristal (Sin estuche) 2009 75CL.
166,80 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Brut Cristal con estuche
Brut Cristal con estuche 2009 75CL.
169,50 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal con estuche
Louis Roederer Cristal con estuche 2006 75CL.
206,90 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal
Louis Roederer Cristal 2004 75CL.
275,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal Rosé
Louis Roederer Cristal Rosé 2009 75CL.
428,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal Rosé
Louis Roederer Cristal Rosé 2006 75CL.
471,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal (magnum)
Louis Roederer Cristal (magnum) 2007 150CL.
519,90 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock
Louis Roederer Cristal Rosé
Louis Roederer Cristal Rosé 2009 150CL.
1.140,00 € IVA incluido
Añadir al carro
en stock

El champagne Cristal es considerado uno de los mejores del mundo, para saber más del el champagne Cristal hay que remontarse a la Rusia de los zares. Después de heredar en 1833 la Maison de Champagne adquirida por su tío, Louis Roederer decidió concentrar sus esfuerzos en diversos países, entre ellos Rusia. Poco tiempo después, el propio Zar supo valorar la extraordinaria calidad del Champagne de Monsieur Louis Roederer, enviando cada año al Jefe de Bodega de la Corte a Reims para participar personalmente en la elaboración de su Cuvée personal.

Un día del año 1876, el Zar Alejandro II hizo observar a su sumiller que nada distinguía las botellas servidas en su mesa, envueltas en servilletas blancas, de las que sus invitados podían comprar en los comercios del país. A partir de entonces, exigió que su "Cuvée" personal se elaborara en botellas de cristal de fondo plano: gracias a este seguro medio de identificación, la botella se distinguía perfectamente de las demás. Así nació el champagne Cristal, presentado en una botella cuyo aspecto no ha variado desde hace más de un siglo, pero que otras marcas de champagne de la época, se aprestaron a imitar sin escrúpulos.

La Revolución de Octubre acabó con el mercado ruso. No obstante, la Maison Louis Roederer decidió continuar la producción de Cristal, que se comercializó en todo el mundo con verdadero éxito. Hoy en día, debido a su producción limitada, es difícil satisfacer toda la demanda.

El champagne Cristal tiene dos productos bien diferenciados, el Brut Cristal y el Brut Cristal Rosé.

Los caldos que componen la elaboración de esta "Cuvée" de prestigio, y quizás este sea el secreto de su renombre, proceden de los mejores viñedos de la Maison Louis Roederer. El champagne Cristal sólo se elabora en los años en que las cosechas son excepcionales; su composición es: 55% de Pinot Noir y 45 % de Chardonnay, procedente de uvas vendimiadas únicamente en parcelas de viñedos de Louis Roederer clasificados a 100% en la escala de “crus”, es decir Grands Crus.

El champagne Cristal madura sobre sus propios sedimentos entre 5 y 7 años y además se beneficia de un reposo de seis meses después del “degüelle”. Cristal representa el mejor esfuerzo de la casa Louis Roederer, se trata de un Champagne de extraordinaria finura y elegancia, contiene una importante cantidad de Chardonnay, y posee un bouquet delicado, perfectamente equilibrado. Cristal, que es considerado incluso por sus competidores, como un champagne verdaderamente excepcional, sigue elaborándose como se hacia antaño para el Zar, con las mismas exigencias e idéntico esmero que hace más de un siglo. Por todo ello cuando sale de la bodega origina, inevitablemente, múltiples y apasionados comentarios acerca de su extraordinaria calidad.

El champagne Cristal destaca por su escasez, pero no consigue rivalizar con el champagne Cristal Rosé, cuya ínfima producción lo convierte en un champagne de leyenda. Pocos pueden contarse entre los afortunados que han visto una botella y aun menos son los que han podido disfrutar del inmenso placer de disfrutarlo en su copa.

Embotellado en la misma botella que el champagne Cristal, el Cristal Rosé es considerado por la crítica de forma unánime como el mejor Champagne Rosado del mundo.

El champagne Cristal Rosé se produce por maceración pelicular, que consiste en dejar macerar uvas de Pinot Noir muchas horas en la prensa para extraer su afrutado y bello color rosa salmón. Para ello son necesarias uvas muy concentradas y aromáticas, que provienen de las mejores viñas 100% Grands Crus de Louis Roederer, solamente en añadas excepcionales. El 60% de su composición es Pinot Noir altamente seleccionado y maduro como de los viñedos de Ay y el resto lo completan los caldos de Chardonnay de las mejores zonas de la Côte de Blancs, Mesnil, Avize u Oger. Este gran champagne madura entre cinco y siete años sobre su propio sedimento y descansa aún seis meses adicionales después del “degüelle".

El champagne Cristal Rosé emerge de la copa como un ramillete de complejos aromas que se abren y recuerdan a un gran borgoña que haya sido liberado por una legión de delicadas y finas burbujas. Largo, equilibrado elegante y refinado. Representa la aristocracia de los champagne en su más puro estilo. Un Champagne a la altura de su leyenda.